Archivos de la categoría ‘Viajes’

Ruta 66 de camino a The Blues Highway

Publicado: enero 27, 2019 en Viajes

Tenía ganas de empezar a escribir sobre mi viaje de este verano, un viaje especial, pues ha reunido junto a mi pasión por viajar dos de mis grandes aficiones, la música y la fotografía.
Para cualquier persona con estas pasiones, este es un Road Trip que recomiendo, un viaje a las raíces, al pasado, a la historia de la música y por supuesto a la América más profunda, de los que te dejan huella, al final estos viajes se amortizan, tres viajes en uno solemos decir Silvia y yo, “El antes”, los preparativos, leer mucho y recopilación de mucha información, precios, experiencias, hoteles…” El durante” la confirmación del antes, que en muchos casos y especialmente en este superan las expectativas, estados de trance y experiencias difíciles de explicar,” El después” quizás el más largo, en algunos casos puede durar toda una vida, referencias constantes al viaje, comentar las  anécdotas, en mi caso la elaboración del correspondiente Foto libro, que a pesar de las innumerables fotos, es imposible mostrar la realidad de lo vivido, para esto tiene uno que hacer el viaje.
Ha sido este un viaje con grandes números, seis estados, Illinois; Missouri; Kentucky; Tennessee; Mississippi; Louisiana, cuatro grandes ciudades, New York, Chicago, San Luis, New Orleans, dos etapas de la emblemática Ruta 66: Chicago-Springfield y Springfield-Saint Louis y la Ruta 61 (el principal motivo de nuestro viaje) conocida popularmente como The Blues Highway  2400 Km en coche, con finales de etapa en Nashville, Memphis, Vicksburg, New Orleans. 2385 fotos con la Canon 7D mas las de la compacta Powershot G7X de Silvia y por supuesto las de los móviles para ir informando durante el viaje y con todo este material, los correspondientes foto libros. Con esta pequeña carta de presentación, empiezo la narración de este inolvidable viaje.
Después de unos días en New York ,para que la conocieran Lourdes y Miguel, nuestros compañeros de viaje,(por cierto nuestra ciudad fetiche) volamos a Chicago, lugar de partida de nuestro Road trip. Un Hyundai Santa Fe que habíamos contratado en Rentalcars por medio de una recomendación de otro gran viajero, Paquito (el hijo del Tío Paco) nos acompañó durante todo el viaje.
Este post narra las dos etapas que hicimos de la Ruta 66 y que mejor manera de empezar que con una foto debajo del cartel  Route 66 BEGUIN, se encuentra en muy cerca de Mileniun Park más o menos a la altura del Museo de Arte Moderno..

Nuestra primera etapa de 325 Km tenía como destino Springfield, una etapa llena de iconos de la mítica Ruta 66, nuestra primera parada, Joliet ,aquí empezamos a respirar por primera vez el genuino ambiente de la ruta, entrar en un típico “Diner” y pedir un café, que nos iría rellenando una camarera hispana mientras repasábamos nuestras notas de viaje,siguiendolas,nos adentramos en la ciudad para ver su Rialto Theater (1926),un impresionante teatro de diseño Europeo.

Siguiendo la ruta en Wilmington al pie de la carretera nos encontramos con el famoso Gemini Giant, más adelante veriamos alguno más, en Atlanta el Tall Paul,estos gigantes creados como reclamos publicitarios están repartidos a lo largo de la carretera.
  +
En  Braidwood, réplicas de Elvis,Betty Boop,The Blues Brothers,Superman.
 
Otros iconos de la ruta son las gasolineras,las hay lógicamente por todo el camino y merece la pena parar aunque ni siquiera necesites repostar solo para comprobar si son como las de las películas,no hay dos iguales y que suelen estar regentadas por personas de lo más peculiar, en Dwight y Odell nos encontramos dos históricas,la Ambler Becker Texaco y la Standar Oil CO abierta en 1932,hoy auténticos museos.

 
Seguimos disfrutando de pueblos pequeños hasta llegar a Pontiac, otra de las paradas previstas, típica ciudad americana donde los más destacado es su museo de motivos de la ruta, ubicado en un antiguo parque de bomberos, sus murales, a quien les guste, hay veinticinco grandes murales que representan diversos acontecimientos relacionados con la ciudad y con la Ruta 66, aquí nos hicimos la típica foto que sacan miles de turistas.
.

Tomamos la histórica carretera de la ruta 66 paralela a la Interestatal 55 atravesando una de las regiones americanas más vinculadas a la agricultura, extensiones casi infinitas de maizales y soja, hasta llegar a Springfield,” La ciudad de Lincoln”, estatuas y memoriales de Lincoln y su impresionante capitolio.
De los cincuenta estados que componen Estados Unidos, treinta y cinco tienen una ciudad que recibe el nombre de Springfield, la de Los Simpson se dice está en Oregón.
  
A pesar de ser la capital del Estado de Illinois, no sé si porque ya llegamos a media tarde  y era domingo , pero nos encontramos con una ciudad semidesierta, no muy lejos del capitolio, estuvimos parados un buen rato por el paso de un tren kilométrico de mercancías y pasajeros,
vimos una escena que habíamos visto en innumerables películas, un revisor ayudando a un pasajero con un taburete para que bajara del vagón.

Al día siguiente nos levantamos temprano dimos un paseo por la ciudad, Park Central Square (Plaza Central Square), donde dicen que tuvo lugar el duelo a muerte entre Wild Bill Hickock y Davis Tutt en 1865,la Tumba de Lincon, y por supuesto el impresionante  Capitolio de Springfield.

Segunda etapa de 150 Km tenía como destino Saint Luis ,nuestra primera parada fue  en un local recomendado en todas las guías,desayunar en el JungleJim’sCafe un  clásico,las raciones son súper grandes,las camareras son muy agradables y el sitio está completamente decorado con motivos de la ruta: fotos, banderas…
  
Habíamos quedado a comer con Juan Ignacio y Michelle los primos de Silvia que viven en Sant Louis, por lo que tuvimos que dejar de ver algunos de los sitios planificados para el este día,así que nos dirigimos hacia uno de los  lugares más emblemáticos de la Ruta 66, ,un antiguo puente , ahora peatonal que comunica Illinois con Missouri, el Chain of Rocks. a unos 25 Km aproximadamente de Sant Luis, sin embargo, después de estar un buen rato dando vueltas intentando entender dónde quería llevarnos el GPS, desistimos muy a nuestro pesar y nos fuimos directamente  a Sant Louis, una de las sorpresas del viaje, quedamos con nuestros anfitriones a comer en Forest Park, el parque más grande de San Luis, donde nos comentaron  que solían asistir a muchos conciertos y actos culturales.
Tengo que reconocer que recorrer la ciudad con Juan Ignacio y Michelle ,le dio un valor añadido a nuestra visita, paseamos por  Central West End, un barrio al noreste del Forest Park, con calles llenas de cafés, restaurantes, (cenamos en un curioso mexicano), la elaborada arquitectura sus mansiones y sus tiendas , le daban cierto aire Europeo a la ciudad, no en vano tuvo una gran influencia francesa y en otra época ,española.
Sin salir de este barrio, pasamos por su famoso club de Ajedrez, fundado en 2007,
  
En el mismo barrio La  Catedral, una iglesia católica todo un hito en la ciudad de San Luis,  nos perdimos su interior, de estilo bizantino con una de las colecciones de arte en mosaico más grandes del mundo, cerraban a las cinco.

Tanto nos habló Juan Ignacio de ella que pongo una foto del interior de la basílica,catedral sacada de la red,para que os podáis hacer una idea de lo espectacular de su interior

Después de cenar,Juan Ignacio, nos tenía preparada una sorpresa, disfrutar de un impresionante espectáculo de luz y sonido en el Jardín Botánico , abierto en 1859,entre otras curiosidades, una cúpula geodésica que alberga una impresionante selva tropical, y el Jardín Japonés, uno de los más grandes de su clase en EE.UU. en la fachada de  la casa de campo de Shaw de estilo Victoriana. había una proyección de imágenes del mismo estilo a la que vimos el año pasado en Ruan (Francia).

Pero lo que más me impactó fue el  Gateway Arch, símbolo de la ciudad, un colosal arco ,una estructura de hormigón forrada de acero inoxidable de 200m de altura, que no pudimos ver en toda su magnitud, pues tuvimos una mañana lluviosa, que nos impidió disfrutar de sus espectaculares vistas, (la entrada cuesta 10 dólares) es de los monumentos más altos construidos en Estados Unidos. Debido a lo estrecho que es, tienes que subir en una mini cápsula con 5 asientos, no aptos para personas con problemas de claustrofóbia.
  
Finalmente cogimos nuestro  coche para dirigirnos a Nashville primera etapa de la  The Blues Highway pero eso lo contaré en el próximo post.
El “Mentiroso” no podría haber empezado de manera mas igualada

Anuncios

Dado el tiempo que ha pasado de mi viaje a las Repúblicas Bálticas,verano 2017 y teniendo pendiente todavía el de este año,The Highway 61(Ruta del Blues),no tenía previsto continuar con esta trilogía, pero María mi sobrina y Luis,su pareja, quieren ir este verano a las Repúblicas Bálticas,así que aprovechando estas pequeñas vacaciones, la termino ,creo que Tallin se lo merece, una ciudad de cuento.
Dejamos Riga (Letonia) y nos dirigimos al norte para llegar a Tallin  (Estonia), una bonita y bien conservada ciudad, donde se percibe un esmerado interés en realzar su aspecto medieval en todos los rincones de su casco antiguo, no es de extrañar que la Unesco la declarara Patrimonio de la Humanidad, por lo visto, con toda seguridad “La joya de la Corona” de los Países Bálticos.
Un montón de callejuelas de adoquines, casas de comerciantes, monumentos arquitectónicos, iglesias, torres, tejados de dos aguas anaranjados… y para rematar, una muralla que rodea buena parte del casco histórico.entre los siglos XIII y XVI, todo ello le da cierto aire típico del Medievo.

Dos de sus torreones más emblemáticos corresponden a la Puerta Viru (siglo IX). paso y salida a los viajeros por el flanco más oriental de la ciudad, que debido a la ubicación de nuestro hotel fue el que utilizamos para adentrarnos en la ciudad medieval.

Una vez atraviesas esta puerta es como si también atravesases una puerta del tiempo que te traslada a la Edad Media. La Puerta Viru se expande prácticamente hasta el Edificio del Ayuntamiento, una calle más abierta que las otras del casco viejo es la calle Viru, con gran cantidad de cafés, restaurantes y tiendas de souvenirs  a ambos lados.  
La Plaza del Ayuntamiento (Raekoja plats ),es un lugar muy animado, acoge de forma regular un mercado de artesanías, souvenirs y productos locales, y con frecuencia se realizan conciertos o grandes eventos.
El ayuntamiento, es uno de los pocos edificios civiles de estilo gótico que se conserva en el Norte de Europa, sobre el edificio se levanta una torre octogonal de 61 metros que parece un minarete islámico.

En otra esquina de la plaza, en el número 11, está  La Farmacia considerada junto a la de Dubrovnik las más antiguas de Europa  (Raeapteek hoone) fundada en 1422 y que permaneció como tal hasta 1996. En su interior se exponen algunos tarros y utensilios de la época relacionados con la farmacia. Contigua a la farmacia hay una tienda de antigüedades con numerosas curiosidades relacionadas con su pasado soviético.

En los soportales del ayuntamiento se encuentra una curiosa taberna, donde se sirve comida medieval con camareros con trajes de época, sin luz eléctrica, la comida la sirven en pucheros y se come con cucharas de madera, la taberna se llama Draakon, no es cara y vale la pena.

Pero la más famosa está nada más salir de la plaza la Olde Hansa, que también dispone de una pequeña tienda a la entrada, eso si mas turístico y más caro que el  Draakon.

Segundo día en Tallin, cielo encapotado y lluvia, algo que iba a ser una constante (aunque intermitente) durante toda nuestra estancia allí, que al final acabaría con el apelativo de “Mordor” cuando  hablábamos de ella,
queríamos callejear por Kalamaja, un antiguo barrio caracterizado por sus casas de madera de colores, conocidas con el nombre de Casas de Tallin,la gran mayoría de estas casas fueron construidas antes de la Segunda Guerra Mundial para los obreros que trabajaban en las fábricas de esta zona,al final solo lo pudimos verlo  desde el autobús, pues de nuevo se puso a llover en “Mordor”.
Después de este recorrido por el exterior de las murallas, empezamos nuestro recorrido por la ciudad antigua, dividida en 2 partes: la ciudad alta (donde vivían los nobles, llamada Toompea) y la ciudad baja (donde vivía el “pueblo” Vanalinn),en la parte alta de la colina de Toompea,  hay dos miradores desde donde se puede  disfrutar de una buenas panorámicas, el Mirador Patkuli que tiene las mejores vistas de las murallas que rodean la ciudad baja,en otro extremo está Mirador Kohtu perfecto para disfrutar de unas vistas fantásticas de toda la ciudad antigua y sus tejados.

En esta parte de la ciudad está la Catedral Ortodoxa de Alexander Nevski, construida en 1900,situada junto a la plaza del Castillo de Toompea, sede del Parlamento de Estonia.A todo esto, íbamos alternando los paraguas con algún rayo de sol.

 
Por una pequeña pendiente bajamos por las calles “PikkJalg” o de la “Pierna Larga” Lühike JALG “Pierna corta”. (La calle “Pierna Larga” comunica la Ciudad Baja y Alta)

Yendo a parar a la iglesia del Espíritu Santo, el edificio del siglo XIII es de estilo gótico y bate algunos récords como el de poseer la torre más antigua de Estonia (1433) y el reloj más antiguo de Tallin (1684).

en esta esquina esta  Maiasmokk , una institución en la ciudad, el café más antiguo, abierto en 1864. Vende chocolates Kalev (muy buenos por cierto), también unas figuras de mazapán de colores obra de KülliMihkla, y decimos obra porque es una de las pintoras de mazapán más famosas del mundo.

La calle Pikk (larga) es quizás donde abundan el mayor número de edificios curiosos y cargados de historia,  los más conocidos son los edificios llamados   Las Tres Hermanas ( Pikk 71) , en Riga hay unas casas similares pero la versión masculina Los Tres Hermanos (ver post anterior). También podemos encontrar muchos edificios que fueron la sede de lo numerosos gremios de artesanos y comerciantes que controláron gran parte del poder de la ciudad.

Seguimos por la calle Pikk hasta encontrarnos con la otra puerta de la ciudad (La puerta del Mar),para dar con  la Torre de Margarita la Gorda , cuyo nombre tiene mucho que ver con sus formas desproporcionadas,convertida actualmente en un Museo Marítimo,es posible recorrer las murallas y torreones de la ciudad,muchas de las torres igual que ésta se han convertido en museos.


No pudimos disfrutar de las impresionantes vistas desde lo alto de la torre de 124m de La Iglesia de San Olaf, solo pudimos entrar para protegernos de una repentina tormenta. En la Edad Media fue el edificio más alto del mundo con 159 m. desde la base de la torre hasta la punta, y sigue siendo un símbolo de la ciudad, se pude llegar por la calle Pikk, antes de la Puerta del Mar.

He dejado para el final dos de los rincones más encantadores , el Pasaje de Santa Catalina, si Tallin es Medievo puro, el pasaje de Santa Catalina (en estonio Katariina käik) es directamente su máquina del tiempo,este callejón , que une las calles Vene y Müürivahe , es una bonita y pequeña calle donde aún hoy en día encontramos los antiguos talleres de artesanía, donde  se utilizan métodos tradicionales para confeccionar tejidos, cerámicas, joyas.

Aquí también podemos ver restos de un antiguo convento dominico.

Casi al lado del pasaje de Santa Catalina, en la calle Vene, se encuentra el otro rincón al que me refiero, El Patio de los Maestros, hay que prestar atención porque es fácil saltarse la entrada, un patio evocador con unos cuantos talleres de artesanos, joyeros, galerías… y un acogedor café donde hicimos una parada para contemplar el espectáculo.
  

Termino el año recopilando todas las fotos con las que nos deleita el hermano iluminador todas las semanas con los ganadores de la partida de los jueves de “El Mentiroso”,The winner is Wilow ,The Baker Brother.

Retomo el blog después de prácticamente un año de inactividad,para contar mi experiencia de mi viaje a USA de este año,repasando el blog,he visto que tenía este post pendiente de publicar por algún motivo que ahora no recuerdo,pero lo he echado un vistazo y me he decidido a publicarlo 
Después de ver la colina de las Cruces, nos dirigimos a Riga nuestro siguiente destino del viaje y nuestra segunda capital Báltica, a unos 50 km ya nos encontrábamos en Letonia, hoy el trayecto no era muy largo ,125Kms, así que  de camino, nos desviamos un poco y paramos en el Palacio de Rundāle,” Rundāles pils “todo un clásico del turismo en Letonia, una pequeña gran joya del arte barroco y rococó.

Después de ponernos unos vistosos protectores para el calzado lo recorrimos atendiendo las indicaciones de Justine, pero que no pudimos acabar de ver sus jardines, pues no pillo una fuerte tormenta, eso sí, nuestros vaqueros acabaron bastante “perjudicados”.
  
Riga, nos recibió con lluvia, otra ciudad cuyo casco histórico también fue declarado patrimonio de la Humanidad en 1997,considerada en su momento como la Paris del norte, con más de un millón de habitantes y que nada más llegar sí que nos dio la impresión de estar en una gran capital, cuando paró de llover, empezamos con nuestra habitual caminata, dirección Radisson Blue  nos encontramos a Rosa y Joan que junto a Miguel Ángel y Juan Carlos serian nuestros compañeros durante gran parte del viaje,después de parar la lluvia había quedado una luz muy buena para hacer fotos así que nos dirigimos a la parte antigua de la ciudad, un laberinto de calles adoquinadas, torres con grandes agujas e impresionantes plazas y música, mucha música en todas sus plazas, encontramos al final los tres hermanos,paramos cerca de la plaza Livu y cenamos los cuatro juntos.


Al día siguiente,nos levantamos pronto y de igual manera que hacen los turistas cuando llegan a Valencia,nosotros nos dirigimos al Mercado Central de Riga,  construido en 1930 reutilizando los antiguos hangares para zepelines usados por el ejército alemán durante la I Guerra Mundial.
  
Los cinco viejos hangares son ahora cinco enormes pabellones, cada uno especializado en la venta de diferentes tipos de productos
  
Siempre mirando de reojo hacia arriba, vigilando  las nubes que nos acompañaban durante toda la caminata, nos dirigimos hacia una  de las curiosidades más llamativas y que teníamos especial interés en ver en esta ciudad, sus edificios de estilo art noveau (modernistas), nada menos que unos 750 edificios modernistas repartidos en su mayoría por el centro de la ciudad (Centrs).Resulta curioso, que siendo Riga una ciudad ampliamente castigada durante la segunda guerra mundial posea la mejor y más completa muestra de art noveau  de toda Europa.


Pudimos callejear e ir encontrando algunos de los innumerables iconos que tiene esta ciudad, llegamos a uno de los edificios más representativos de Riga el antiguo gremio de comerciantes solteros, el conocido como Cabezas Negras situado en la plaza del Ayuntamiento.

a la izquierda del ayuntamiento otro edificio interesante, la Casa de los Gatos (Kaķu māja) un edificio  de color amarillo de estilo art nou veau,una construcción muy popular por sus dos estatuas de gatos, edificada por Friedrich Scheffel (1903).

Muy cerca de allí se encuentra la iglesia de San Pedro. Se  reconoce  por su construcción en ladrillo rojo, su imponente campanario y su curioso reloj de una sola aguja que simplemente marca las horas,de una mezcla de estilos, románico, gótico temprano, barroco, y características del arte Nouveau ,se considera la iglesia medieval más grande en Letonia y los estados bálticos para mí lo más llamativo de esta iglesia fue su claustro.
En los alrededores de la iglesia de San Pedro,  encontramos un monumento “Los musicos de Bremen” denominado, en letón, Brēmenes muzikanti–, que representa la manera como se muestran tradicionalmente estos cuatro animales, Es un regalo de la ciudad de Bremen a Riga al ser dos ciudades hermanadas,. Aquí se piensa que si se frota el hocico del burro y se pide un deseo, éste se cumplirá pero lo que algunos no saben es que los letones tienen el siguiente dicho: “tres es bueno, pero cuatro son mejor
     

Por la tarde nos fuimos a Jurmala (playa en Letón), a unos 25 Km de Riga, una de las pocas excursiones que hicimos durante el viaje, versión báltica de la Costa Azul francesa, el camino  a la playa está repleto de construcciones de madera a modo de chalets , se nota que es una zona de veraneo para gente adinerada, refugio veraniego de rusos con alto poder adquisitivo, se pueden ver bastantes coches de alta gama mezclados con turistas locales ansiosos de disfrutar de una playa de 33 Km de fina arena y respaldada por un frondoso bosque, no en vano es uno de los balnearios más grandes del país.
Según nos contó Justina, el báltico es un mar con una salinidad muy baja del 30% siendo prácticamente dulce, Silvia pudo comprobarlo cuando se mojo los pies y la probó un poco.


Después de la excursión por Jurmala, aún tuvimos tiempo de dar un paseo en baca por el Río Daugava y seguir callejeando por esta bonita ciudad, altamente recomendable fue una de las sorpresas del viaje.

Callejear por el casco viejo de Riga ha sido todo un placer, una pena la lluvia, que nos impididiera disfrutar en algunos momentos de sus calles empedradas, sus casas de madera de estilo medieval, sus fachadas del siglo XVIII y por supuesto su colección de edificios Art Nouveau.

Aprovecho este fin de semana para retomar una de las actividades que más me satisfacen y que me ayudan a oxigenar el día a día, que  a veces está demasiado hipotecado con mi mundo laboral.
A pesar de no haber escrito hace tiempo, solo un pequeño post sobre la hermandad en febrero y si a crónicas de viajes me refiero, prácticamente un año, la última, una escapada al Arena de Verona en Julio del año pasado, muchos son los que me recuerdan que no publico hace tiempo ,esta mañana me he metido en la página del administrador del Blog y cuál ha sido mi sorpresa, al comprobar en la estadística de seguimiento, que el número de visitas se mantiene y algunos días, especialmente  los siguientes  a los que publico, aumenta un poco, por este motivo y por lo comentado al inicio he decidido ponerme a escribir.
Retomo un post que tenía empezado de mi viaje del año pasado a las Repúblicas Bálticas y que una vez allí, lo prolongamos a Helsinki y Estocolmo, dos viajes en uno, empecé a escribirlo  allá por el mes de Agosto a la vuelta , lo tenía guardado, pendiente de terminar .
La idea inicial era hacer un post de las tres capitales, pero me quedé estancado en la primera , dado lo mal que estoy de tiempo me he decidido a  ir publicándolo poco a poco.
Estonia, Letonia y Lituania, tres pequeños países vecinos situados en el extremo oriental del Mar Báltico y con historias paralelas ligadas hasta no hace tanto a la antigua URSS.
Esta serie de posts se va ha centrar en sus capitales. Vinius  la ciudad de las iglesias, Riga y su art nouveau  y Tallin con su impresionante  casco medieval.
Aunque nuestro  destino inicial era Vinius, al estar su aeropuerto en obras, Kaunas, fue nuestro primer contacto, con esas tierras, aeropuerto LowCost  made in IKEA, una carpa y una cinta “manual” movida por un grupo de unos ocho jóvenes que ayudaban a mover las maletas a golpe de “riñones”.

Por situarnos, Vilnius,ciudad situada a orillas del rio Neris y a unos 30 Km de Bielorrusia,  ciudad bastante turística y “europeizada”, pero aún pueden verse muchas huellas de su etapa comunista.
A medida que nos fuimos adentrando en la ciudad, nos iba gustando más, tiene bien ganado el nombramiento por la UNESCO de nombrar el casco antiguo de Vinius “ Patrimonio de la Humanidad”, Arquitectónicamente es un casco muy variado y completo, ofrece obras del Gótico, Renacimiento, Barroco, Clasicismo y Postmodernismo.  Está lleno de calles estrechas empedradas con patios interiores, en algunos casos bastante deteriorados pero con encanto, una ciudad que le hace falta una buena restauración,tiene un gran potencial.
Pudimos percibir en algunos comentarios (Juntina) lo orgullosos que estaban de su pasado, recordando con cierta nostalgia la época de esplendor de Lituania correspondiente al “Gran Ducado de Lituania “(1230-1569)
No te lo pierdas, comprendía a Lituania, Bielorrusia, Ucrania, Moldavia,  Transnitria,  incluyendo partes de Rusia y Polonia, siendo durante el siglo XV el país más grande de Europa.
Una buena manera de empezar a ver el casco antiguo de la ciudad (uno de los mas grandes de Europa) es acceder por La Puerta de la Aurora, uno de los antiguos accesos cuando se encontraba fortificada en el siglo XVI. Al final de una empedrada calle repleta de edificios e iglesias de diferentes estilos, la Iglesia de Sta. Teresa , con precioso interior barroco, la Iglesia ortodoxa del Espíritu Santo, con su llamativo retablo color verde, y la puerta basiliana, también barroca.

para llegar finalmente a uno de los puntos neurálgicos de la ciudad, la Plaza del antiguo Ayuntamiento, con una fachada neoclásica, aquí está la oficina de turismo, la Iglesia de San Nicolás,
bares con terrazas y como es ya normal en todas las ciudades un puestos de artesanía con muchos productos de ámbar,

continuamos bajando por la calle Pilies, una de las más antiguas de la ciudad, un lugar perfecto para sentarse a tomar una cerveza a la sombra de alguno de los edificios barrocos que hay en ella,
antes de llegar a la Plaza de la Catedral, donde hay dos lugares muy importantes para los lituanos ,el Palacio de los Grandes Duques de Ltuania y en la catedral, la Capilla de San Casimiro y San Vladislav, en un extremo de la plaza, separada de la catedral esta su campanario, construido a partir de una de las torres de defensa de la ciudad  una torre de diferentes estilos y que parece que este algo inclinada ,la Torre de la Campana, en la misma plaza también se encuentra la estatua de Gediminas, un personaje importante en la historia de Lituania, gobernante del Gran Ducado de Lituania, y que convirtió a Lituania en un gran imperio y fundó la ciudad.
en la misma plaza también se encuentra la estatua de Gediminas, un personaje importante en la historia de Lituania, gobernante del Gran Ducado de Lituania, y que convirtió a Lituania en un gran imperio y fundó la ciudad,desde la plaza podemos divisar sobre una colina la Torre de Gediminas, desde donde se ve toda la ciudad ,pero si no queréis pegaros la caminata, hay un funicular que en un corto viaje de menos de 1 minuto se salvan los casi 80 metros de altura.
Es increíble la cantidad de Iglesias que hay en esta ciudad, no voy a describir todas las que vimos mientras callejeábamos, por nombrar alguna mas de las que nos impresionaron, , la Iglesia de Santa Ana, la iglesia roja, una obra maestra arquitectónica del Gótico tardío que ha sobrevivido más de 500 años sin cambios en su estructura,
también vale la pena echar un vistazo  a la Universidad de Vilnius (fundada en 1579),me gusto la biblioteca con unos vistosos frescos en sus techos,
como estaba cerca, continuamos callejeando en busca del antiguo guetto  judío, entre los años 41 y 43 se exterminaron en esta ciudad más de 40.000 judíos.


No puedo dejar Vinius, si recomendar otros curioso sitio que esta a la otra parte del rio,

aun no siendo lo que fue en su momento aun podemos ver un cartel a la entrada del puente que nos dice que estamos en la República Independiente de Uzupis, en su momento fue ciertamente marginal, donde unos artistas tras la independencia de Lituania en 1991, tomaron posesión de la zona rehabilitando y fijando allí su residencia, “creando su propia constitución ,ejército y presidente”……

De camino a Riga,  (próximo post) a unos 200 Km aun en Lituania, está La Colina de las Cruces en Siauliai, un curioso lugar que al margen de lo religioso merece una parada, aunque solo sea para hacer alguna foto curiosa,un santuario para los católicos, que compran pequeñas cruces a la entrada para colocarlas en la colina.

Prácticamente desde febrero, sin actualizar la estadística del mentiroso, voy a intentar reproducir la situación actual,(datos tomados del grupo Whatsapp “El Mentiroso”), estando seguro que si me equivoco en la toma de algún dato, el secretario me ayudará a actualizarlo.
Empiezo por nombrar al ganador de este ultimo jueves, extraña partida, con espantada final del hermano Cantero que propicio la victoria final del hermano que  “Ilumina” todas nuestras partidas con sus ya clásicas y esperadas caricaturas.
    

Escapada a Verona,Arena incluida

Publicado: julio 16, 2017 en Viajes

Hace tiempo que queríamos ir a la Opera, no somos unos entendidos y por eso buscábamos una ópera conocida, lo intentamos alguna vez en Teatro de la Opera de Valencia  (Palau de les Arts),pero nunca encontramos el momento ni la entrada, así que aprovechando el cumpleaños de Silvia y mío, pensé que sería una buena oportunidad irnos al Arena de Verona para ver una Opera. Lo comenté y los amigos de El Saler nos lo regalaron.
Nos pusimos manos a la obra y después de ver el programa, elegimos irnos a Verona el fin de semana del 30 e ir el sábado día 1 a ver Rigoletto.

Pocas veces una escapada ha sido tan bien aprovechada, en esta ocasión los horarios de los vuelos nos permitieron aprovechar al máximo los tres días.Vuelos con Ryanair: Ida 6:25 AM Vuelta:18:10.
Tuvimos tiempo de desayunar y dar una vuelta por Milán, ver la catedral, las galerías Víctor Manuel, la Scala y poco más, cogimos un incómodo tren regional para después de dos horas llegar a Porta Nuova la estación de Verona.
Situada al norte de Italia pertenece a la región de Veneto ,(una de las veinte regiones que conforman la República italiana), es una de las ciudades con más encanto que he visto de Italia, ciudad monumental  que después de Venecia puede que sea la más bonita del Veneto. Está rodeada de colinas y atrapada por un meandro del río Adige, al este del Lago de Garda.
Lo primero que hicimos fue dirigirnos al B&B, donde nos estaba esperando su propietaria, Viviana, una chica que se encargaba de todo, después de dejar las cosas y darnos una pequeña ducha empezamos nuestro recorrido por la ciudad.
El hotel estaba muy bien ubicado y pronto llegamos a la Piazza Bra, donde lo primero que nos llamó la atención fue la “Arena“, este majestuoso anfiteatro, es el tercero más grande del mundo que todavía sigue en pie desde la época romana. Fue construido en el año 30 d.C fuera de las murallas de la ciudad con la finalidad de celebrar combates y juegos y espectáculos romanos. A este recinto acudía gente de todas partes del país ya que era muy conocido en todo el imperio y podía albergar hasta 30000 espectadores, en la actualidad por temas de seguridad su aforo ha sido reducido a 15.000 personas.

Después de hacernos unas “birras” continuamos callejeando por esta ciudad atrapada en el tiempo, con un aire medieval, de estrechos callejones con suelo de adoquines y sus paredes de color naranja dándole un aire de cierta calidez, continuamos por la Vía Manzini, la famosa calle que une la Piazza Brà y la bulliciosa  Piazza Erbe con su antiguo mercado callejero.

Saliendo de la plaza a la derecha esta quizás su más famosa atracción, la archiconocida casa de Giulietta, conocida  por la relación literaria que se le atribuye a partir de la ficción de William Shakespeare que con su obra Romeo y Julieta puso telón al escenario que son las calles de Verona. La imaginaria casa y balcón de Julieta que hoy se visita, se ha convertido en  una de las atracciones turísticas, con numerosas tiendas dedicadas al “amor”, delantales, corazoncitos, candados, cojines, etc.. Una vez allí ,aguantamos poco tiempo,  una multitud de gente, alrededor de una estatua de “Julieta” intentando tocarle una teta, la derecha más concretamente (el tocamiento te da suerte o te ayuda a encontrar el amor de tu vida) y otros escribiendo en el “muro del amor” corazones con sus nombres, la supuesta  Casa de Giulietta, está situada en el número 23 de la Vía Cappello, en un antiguo palacio señorial de la época medieval.(De hecho el balcón se construyó en el siglo XX aprovechando el tirón  que tenían estos “enamorados” para de esta forma hacer más creíble y darle más romanticismo al frustrado amor de los susodichos).

  
No voy a poner todos los sitios que vimos y hay para ver, que son muchos, los encontrareis en cualquier guía, solo algunos de los que vimos de camino del río Adige, buscando la subida al castillo para disfrutar de unas esplendidas vistas de Verona.

 
La Catedral de Verona (Duomo de Verona) también conocida como Catedral de Santa María Matricolare, construida sobre la ruinas de dos iglesias , destruidas por un terremoto ,terminó su reconstrucción en 1187 , fecha en la que además fue consagrada. De estilo románico , ha sufrido más variaciones durante el paso de los años hasta su aspecto actual . Cerca en el mismo entorno están la Iglesia de San Zeno y la de Santa Anastasia todas ellas medievales.

 

Buscando un restaurante que nos había recomendado Viviana a orillas del río, llegamos al Puente de Piedra, de 95 metros es  uno de los 10 puentes que cruzan el río Adige y el único que se conserva de la época romana, Durante la Segunda Guerra Mundial fue bombardeado y parcialmente destruido aunque años más tarde, en 1959, se reconstruyó con los materiales recuperados del agua.

Una vez cruzado se debe tomar una callejuela estrecha que acaba por convertirse en las escaleras que conducen al  Castel San Pietro, que su principal atractivo es ser  con total seguridad el mejor mirador que podemos encontrar  de la ciudad, no sin antes  sufrir un poco , ascendiendo por las escaleras y pendientes que conducen a la cima. Una vez allí nos encontramos con un moderno bar y aprovechamos para otra cervecita.


De vuelta al hotel, preparamos unos bocadillos y nos dirigirnos al Arena, la Opera empezaba a las 21:30 pero nos habían comentado que debíamos estar antes si queríamos coger un sitio aceptable, nuestra entrada era en la “gradinata D” lo que aquí llamaríamos “gallinero D”.


Había sitio para todos, para la clase alta, luciendo sus mejores modelos y disfrutando de unos sitios privilegiados con canapés y cava entre acto y acto, eso sí previo pago de más de 250€,por otro lado estábamos el resto de mortales, que por 25€ pudimos disfrutar igualmente de este espectáculo único, pero eso sí sentados en un duros escalones de piedra que no nos impidieron disfrutar de las tres horas de espectáculo. Cosas como esta nunca se olvidan.

Partida de Mentiroso con pocos participantes,pero suficientes como para actualizar la estadistica

  

Budapest, una espacapa

Publicado: abril 17, 2017 en Viajes

Cuando empiezas a escribir un post y pasan las semanas y escribes unas líneas hoy, otras mañana, sin percatarte de que te has extendido quizás demasiado, sobre todo si es una crónica de viajes, al final lo lees varias veces con la intención de reducirlo, pero no sabes que quitar pues todo lo has vivido y decides dejarlo como está  y que te valga como un diario de viajes, “mi diario de viajes”, eso es lo que me ha pasado a mí, pero tranquilos,no es necesario leerlo de una vez.
Fue allá por el 1990 ,hace ya 27 años, cuando fui por primera vez a Budapest, en aquella ocasión en el Citroën AX de Agus, con  Ana y Vicente, empezaba entonces a estar Hungría fuera de la órbita Rusa, y no conservo muchos recuerdos, el principal,que nos timaron en el cambio con un truco que luego supimos que se llamaba cambiar a “la polaca”.
Esta vez, alquilamos un apartamento y nos fuimos con Gema y Julio, unos amigos con los que ya habíamos hecho algún viaje.
De lo que si que estoy seguro, es que en aquella ocasión no me ha sorprendió tanto y tan gratamente como en ésta.
Budapest, dividida en dos por el río Danubio conserva la mayoría de los edificios de cuando era capital imperial, lo que le da un aire majestuoso y clásico, la vieja Budapest postcomunista prácticamente ha desaparecido dejando paso a una ciudad europea, moderna y con mucho ambiente, en su afán de eliminar todos los símbolos comunistas crearon un lugar muy curioso,un parque de estatuas comunistas Memento Park, un museo al aire libre a las afueras de la ciudad inaugurado en 1993. donde se pueden ver algunas de las estatuas del régimen comunista que gobernó Hungría de 1949 a 1989, no pudimos verlo esta vez, seguro que habrá una segunda visita y no me lo perderé.
Budapest es una ciudad que en lo monumental puede competir con París y en lo cultural (modernidad) con Berlín.
Mientras preparaba el viaje leí muchas alusiones a comparar Budapest y París, de todas las descripciones que leí, hay dos que comparto en cierto modo, “Budapest la París del Este” o “Como París pero con una mano de pintura menos”.
Buda es la parte aristocrática, se suele asociar con los barrios ‘señoriales’ y de clase alta, sobre una colina podemos encontrar  los edificios que han formado parte de la clase dirigente, como el Palacio Real, El Bastión de los Pescadores y la iglesia de Mathias. Por el otro lado, en Pest, es donde se concentra la mayor parte de la población y de la vida urbana. Se conectó con Buda gracias a la construcción del magnífico puente de Széchenyi (conocido como “puente de las cadenas”),se encuentran los edificios administrativos, parlamento, Opera, cafeterías importantes, plazas, avenidas y zonas de ambiente de la ciudad.
Aprovechando el parón de Fallas,organizamos una escapada. Como siempre preparé una ruta, leí opiniones de viajeros en la red,más algunas indicaciones de dos amigas del trabajo Pepa y Encarna.
Normalmente cuando  visito una ciudad en la que nunca he estado, suelo apuntarme a un free tour en castellano. Y es que un free tour es algo tan sencillo como un tour básico de la ciudad a pie, donde te explican lo más esencial y, además, no pagas nada por realizarlo. Al final del tour, si te ha gustado, puedes dejarle una “propina” al guía.
En esta ocasión optamos por coger el bus turístico, el Citysightseeing, entran 4 líneas de autobuses (roja, morada, verde y rosa),es decir, subes y bajas cuantas veces quieras en cualquiera de ellas, es una forma de ver, situarte y tener una idea de lo imprescindible y conocer de paso algo de historia, anécdotas y demás información gracias al audio guía, también tienes la posibilidad con el mismo billete  de hacer un pequeño crucero por Danubio, uno de día y otro de noche, muy práctico para los que nos gusta la fotografía. Te dan también cupones, que la verdad que son de utilidad, tienes gratis un Goulashen, una cervecita ,consumición gratuita en algunos ruin pubs, también tienes descuentos para entrar en sitios, la ópera, el rock hospital, etc..Me gustó la experiencia, la tendré en cuenta a partir de ahora.

Día 1,Pest (El Bus,El barco)
Después de un recorrido inicial en el Bus, paramos al final de de la calle ViciUtca en el Mercado Central ( Nagycsarnok,1897), en 1991 fue declarado en ruinas y restaurado tres años mas tarde, está junto a uno de los puentes más bonitos de la ciudad el Szabadsag (Puente de la Libertad),que por cierto el tercer día cruzamos a pie.
Salvando las distancias es un mercado como el central de Valencia, bullicioso por ser utilizado por la gente de la ciudad y parada imprescindible de los turistas.
Tiene 3 niveles: dos niveles de mercado normal con paradas de frutas ,verduras, carnes chocolates y sobre todo “Paprika” y el piso superior del mercado es donde se encuentran numerosos puestos de artesanía local  y una parte ocupada por diversos puestos de comida húngara, con sus mesas y sillas disponibles, con buena comida a buen precio.

Entre crucero y crucero volvimos al mercado central para comer algo de comida húngara en uno  de sus típicos puestos, no sabría deciros el nombre de las cosas que pedimos pero nos parecieron muy sabrosas predominando las verduras y la carne.
Justo en frente está uno de los ruin pubs más famosos de Budapest, The Pub For Sale,vale la pena entrar y tomarte una cerveza.
Desde el Mercado Central y dirección el Parlamento atravesamos la calle VaciUtca que es una de las calles  junto a la Avda. Andrassy  mas importantes de  Budapest  (Calle Colón),justo a la altura del siguiente puente (Puente Elisabeth)llegamos a dos de nuestros destinos planificados del dia, los Edificios Gemelos, una vista curiosa dos edificios iguales uno más sucio que otro que parecen una puerta al puente Elisabeth, justo al lado están las famosas Galerías París, pero estaban rehabilitándolas y no se veía nada.


Bordeando el Danubio y paralelos a la línea del tranvía, nos dirigimos al Parlamento, no sin antes parar en algunos de los iconos de Budapest, el puente de las cadenas ( puente de Széchenyi) uno de los símbolos de la ciudad y primer puente que unió Buda con Pest. Inaugurado en 1849, aunque en la segunda guerra mundial los Alemanes destrozaron todos los puentes de la ciudad y hasta 1949 no lo reconstruyeron. Una auténtica maravilla hacerle fotos tanto de día como al anochecer.
Ya muy cerca del parlamento una parada en el monumento de los zapatos que conmemora el holocausto judío en la segunda guerra mundial. Cuando éstos eran fusilados y arrojados al río por los nazis.
Como comenté al principio,pocos recuerdo conservo de mi primer viaje, pero caminando por la orilla del Danubio a la altura del puente de las cadenas vi una imagen que me era familiar una diapositiva de Agus del viaje, que no sé porque motivo conservo yo, la imagen es de una escultura de József Eötvös y al fondo el hotel donde comimos (no alojamos).
Durante todo este trayecto estupendas vistas del Danubio con Buda al fondo, para llegar finalmente al Parlamento, sin duda el edificio más grande no solo de la ciudad sino del país,una obra maestra de filigrana en piedra, un delirio neogótico con casi setecientas estancias en su interior, casi trescientos metros de largo y cien metros de alto, vale la pena entrar, lo mejor es sacar las entradas por internet, nosotros no lo hicimos y tuvimos que sacarlas al día siguiente a primera hora.

Este primer día aprovechando que hacia buen tiempo, hicimos los dos cruceros que nos dieron con el pase del “bus turistic”, uno diurno que pasaba por delante del parlamento y seguía hasta la isla margarita (que no estuvimos)

y el nocturno que llegaba hasta el parlamento, ambos de una hora de duración, si quieres hacer fotos puedes disfrutar de unas buenas vistas y contemplar la excelente iluminación nocturna de Budapest.

Día 2, Pest (La lluvia)
Al final las predicciones acertaron, lluvia, hasta la media tarde, así que    adaptamos las visitas del día para intentar mojarnos lo menos posible, no sin antes comprarnos unos ponchos.
Llegamos pronto al parlamento y sacamos unos pases para las 10:150,tercer parlamento mas grande del mundo, después del de Rumania y Argentina, de una construcción que abarca diferentes estilos arquitectónicos como el neogótico y el neobarroco y fue construido en 1902, sus pasillos y escaleras, están llenos de detalles, con el predominio de los verdes y rojos, colores de Hungría y del pan de oro, pues 40 kilos de este material cubren el interior del edificio, la visita al parlamento es corta pero merece la pena, la parte visitable del edificio es realmente bonita y cualquier pasillo ya es bastante magistral. Durante la visita fuimos espectadores del cambio de guardia en la sala de la corona, en la cual las fotos están prohibidas.

A parte del Parlamento, en la plaza también se encuentra el Museo Etnográfico (uno de los mas grandes de Europa),a la derecha el Ministerio de Agricultura. En este último edificio se pueden observar unas bolas de hierro incrustadas en las paredes así como flores y placas de gente, que en el levantamiento de 1956 fue abatida por enfrentarse contra el régimen soviético que hasta ese momento gobernaba el país.
Había leído de la existencia de numerosos edificios Art Nouveau  en Budapest, que en Hungría se conoce como Magyar Szecesszió o Secesión Húngara, debido a las inclemencias del tiempo, solo pudimos ver el edificio de la Antigua Caja Postal de ahorros, dejo este enlace: Budapest y el Art Nouveau.

La Basílica de San Esteban, es el edificio religioso más grande de Hungría. Se dice que la basílica puede albergar en su interior a más de 8.500 personas. No es el tipo de iglesia que nos guste a nosotros, es un lugar muy ostentoso, mucho mármol, revestimiento de papel de oro y figuras de arte como estatuas o pinturas de gran valor, como no como toda iglesia que se precie no podía faltar “su reliquia” en esta iglesia la reliquia más importante de la cristiandad Húngara, que no es ni más ni menos que la mano momificada del rey Esteban I, que fue primer rey de Hungría y santo.
Desde s lo alto de las torres se pueden disfrutar de unas esplendidas vistas de la ciudad, pero como estaba el día decidimos no subir.
Muy cerca de la Basílica y ya recorriendo la Avenida Andrássy hasta el nº 22, (por cierto una de las más grandes y largas en la que se pueden ver edificios realmente espectaculares), nos encontramos con el edificio de la Ópera. No es muy grande, de estilo neo-renacentista, por fuera tiene en su fachada figuras de compositores y músicos famosos, aprovechando que seguía lloviendo cogimos una visita guiada que incluía un pequeño concierto en la escalera de acceso a los palcos, durante la visita guiada te cuentan curiosas historias y anécdotas.

Cuenta la leyenda.. que su construcción allá por los años 1875-1884 fue financiada por Francisco José I, emperador de Austria y rey de Bohemia, con la única condición de que ésta no fuera más grande que la Ópera de Viena, los húngaros la hicieron mas pequeña pero más bonita y rica y además cuenta con una de las mejoras acústicas del mundo. “Cuando el emperador vio la obra terminada pronunció estas palabras: “Pedí que no fuera más grande que la Ópera de Viena, pero se me olvidó decir que no fuese más bonita”, y no volvió nunca más por allí”.

Al final de la Avd. Andrassy está una de las plazas más importantes de Budapest, declarada patrimonio de la humanidad, la Plaza de los Héroes, personalmente no creo que sea para tanto , no deja de ser un gran obelisco rodeado de estatuas que conmemoran a los lideres fundadores de Hungría, no nos entretuvimos mucho tiempo, porque llovía un poco y era la hora de salida del último “Bus turistic”.

Solo pudimos hacer alguna foto del Castillo de Vajdahunyad que estaba al lado,se construyó entre 1896 y 1908 y es una imitación de uno que existe en Transilvania con el mismo nombre,hoy alberga el Museo de la Agricultura.

Budapest es conocida por tener algunas de las cafeterías más bonitas del mundo, cafeterías más o menos clásicas que se contaban por cientos a finales del siglo XIX y principios del XX.
Hay que decir que en Budapest, el concepto pastelería y cafetería se complementan bastante y a menudo, incluso, se fusionan,antes de llegar al hotel paramos y nos dimos un pequeño capricho, merendar en la cafetería más famosa de Budapest. El New York Café, tiene una decoración propia de un palacio real más que de una cafetería, y ese es su gran encanto, es la cafetería del actual hotel Boscolo.

Día 3, Buda  (La caminata)
A nosotros nos gusta cruzar puentes y que mejor manera para comenzar un itinerario por Buda que  cruzar por el Puente de las Cadenas, algo que no hicimos, muy a pesar de los deseos de Silvia.

Al otro lado del río nos encontramos con el funicular que asciende al Castillo de Buda. La subida se puede hacer caminando, nosotros optamos por disfrutar de la sensación de montar en un funicular de 1870, algo decadente, el segundo que se construyó en Europa. Nosotros hicimos andando la bajada.

Buda es  la histórica capital húngara. Su terreno, lleno de colinas y bosques, está dominado por el espectacular Castillo de Buda, con más de siete siglos de antigüedad.

El funicular te deja en la misma puerta del Castillo, el primer lugar para visitar. A pesar de su nombre, en nada se parece a un castillo tal y como los conocemos nosotros, ya que es el palacio en el que residían los reyes húngaros. De hecho es conocido como Palacio Real. ¡Cómo no!, está catalogado como Patrimonio de la Humanidad desde 1987.
Justo delante de la fachada principal existe un mirador desde el que se obtienen unas espectaculares vistas de Pest y del Puente de las Cadenas.

De aquí empiezas la caminata y te vas adentrando en un ambiente medieval y barroco muy especial. Hay que tener en cuenta que el Distrito del Castillo se encuentra en un estado de conservación excepcional y todas sus construcciones han sido rehabilitadas manteniendo la esencia de sus orígenes.

Llegando a una plaza donde te topas con  La Iglesia de Matías, otro de los grandes atractivos de Buda. Es un espectacular templo neogótico. Hay que tener en cuenta que los domingos no abre hasta las 13:00 horas porque antes celebra misas. Eso nos impidió recorrer su interior porque acudimos bastante antes.

Junto a la iglesia de Matías se levanta el mirador más conocido de Budapest, el Bastión de los Pescadores. Es una fortaleza con siete torres, de un intenso color blanco, construida a principios del siglo XX (que recuerdan a las siete tribus fundadoras de Hungría) y rodea a la escultura de San Esteban, el rey santo patrón de la patria húngara, y desde la que se obtienen unas espectaculares vistas de Pest presididas por el Danubio y el edificio del Parlamento  al atardecer.

Muy cerca de la Iglesia de San Matías bajando por un ascensor llegas a otra de las atracciones que quería ver en este viaje, El Hospital in the Rock, estuvimos en la entrada pero había mucha gente y acababa de empezar una visita, así que no entramos, es un museo que alberga una reproducción fiel del hospital que operaba durante el sitio de la ciudad en la 2ª Guerra Mundial, con maniquíes hechos en cera y aparatos médicos de la época. Contiguo al hospital, también se puede visitar un antiguo búnker nuclear de la guerra fría, después de callejear,

buscando la salida, dirección norte  aparece una de las puertas de salida del Barrio del Castillo y el bonito edificio que acoge el Archivo Nacional de Hungría.

Bajamos la colina hasta la orilla del Danubio para caminar prácticamente desde el Puente de las Cadenas hasta el de Elisabeth.

Un bonito paseo en el que nos cruzamos a mucha gente en bicicleta y haciendo running, con la idea de llegar al Balneario Gellért, aunque no para disfrutar de sus aguas termales, si no para verlo y hacer alguna foto.

Vimos el bonito edificio del balneario por fuera y visitamos justo en frente la iglesia de la Roca o de la Gruta, un peculiar templo inspirado en el Santuario de Lourdes excavado en el interior de una roca del Monte Gellért.

Cruzamos a pie el puente Elisabeth esta vez sí y nos dirigimos a nuestro barrio,

donde por la noche estuvimos en un par de Ruin Pubs  que teníamos cerca, son literalmente unos “bares en ruina”, pero ni mucho menos un lugar abandonado y hecho polvo, son edificios a punto de ser derribados y por muy poco dinero han sido rehabilitados y convertidos en lugares súper originales y muy alternativos, convirtiéndose en unos de los sitios de moda de la noche de Budapest.


Una buena escapada, espero que este post, os guste y os sea útil,como siempre pongo algunas fotos del viaje en Flickr.

Actualizo la estadística del mentiroso.

Hace justo ahora cinco meses que publiqué la primera parte de mi viaje de este verano “Bretaña” y llegue a pensar en no publicar la segunda parte “Normandia”pero varios lectores del Blog,me han animado a que acabe el relato de la segunda parte, por ellos y por mi que me gusta mantener mi personal diario de viajes, voy a completarlo.

normandia-2016

Dia 8: Saint Malo-Mont Sant Mitchel (67 Km)
Nos despedimos de Bretaña en Cancale, comiéndonos unas ostras recién cogidas y a un precio espectacular 5,5€ la docena,un buen aperitivo antes de dirigirnos a Normandía y empezar por uno de sus iconos, el Mont  Sant Michel.Visita obligada, uno de los enclaves más visitados de Europa, por turistas y peregrinos. Un islote que emerge sobre las aguas arenosas y de entre la niebla, eso es lo que creíamos nosotros, pues no pudimos disfrutar de esas imágenes idílicas tantas veces vistas en las guías de viaje.Ni nieblas,ni mareas,(aun habiéndolo preparado),calculamos llegar a Saint Michel un lunes para evitar la masificación del fin de semana y disfrutar el martes de unas mareas que habíamos visto en el calendario de mareas,

sant-michele
Para poder pasar con el coche, debes introducir un código en la barrera, que te proporciona el hotel. Una vez dentro uno aparca en la zona de los hoteles y accede a  Saint Michel  en un autobús gratuito que circula constantemente.

sant-michele2

Contemplar al atardecer El MontSant Michel desde el mirador, tomándose un Seagram´s Gin Tonic, un autentico placer y eso es lo que hicimos, a esas horas había poca gente y pudimos disfrutar de un apreciado silencio.
Dia 9: Mont Sant Mitchel – Caen (212 Km)
Al día siguiente nos levantamos temprano como era habitual en nosotros y después de contemplar por última vez el islote rocoso, nos fuimos en dirección Caen, destino final del día, durante el trayecto pasaríamos por playas, bunquers defensivos, pueblos reconstruidos, centros de interpretación, memoriales y cementerios militares,es inevitable pensar en todas las películas y documentales sobre el desembarco que el 6 de Junio de 1944 permitió el contraataque de las fuerzas aliadas contra Hitler y la consiguiente recuperación de la Francia ocupada,una confesión,al igual que a mi regreso de Sicilia me vi toda la serie de El Padrino,al regreso de este viaje, vi un par de el desembarco, El día más largo (1962) y Salvar al soldado Ryan (1998).Antes de llegar a las playas pasamos por Bayeux, La primera ciudad liberada tras los desembarcos es una de las pocas que sobrevivió intacta a los bombardeos. Entre otras cosas es famosa por su tapiz, considerado como el mayor cómic del mundo, nosotros no entramos en su defecto dimos una vuelta por su bonito casco antiguo y la famosa catedral.

           bajeux    bajeux2

De allí hacia las playas, empezamos en Pointe du Hoc, situada en la cima de un acantilado a 30 metros de altura sobre el nivel del mar,se pueden ver los cráteres que todavía quedan debidos a los bombardeos y hacerse una idea de lo que suponía cada una de esas explosiones de las que se produjeron millones, este es uno  de los parajes más bonitos de la costa normanda y dónde se produjo uno de los hechos heroicos más famosos de esta guerra.

xxxx

pont-de-oc

pont

De aquí nos fuimos buscando el famoso cementerio, Colleville-Sur-Mer, aquí tuvo lugar la gran masacre, en su cementerio están las tumbas de 9386 soldados estadounidenses cada uno con una cruz o con una estrella de David. Los restos de otros 14.000 fueron repatriados y tras las columnas blancas del monumento conmemorativo hay un muro con los nombres de 1557 cuyos restos nunca aparecieron.

cementerio

A Silvia le encantan las vieiras, así que seguimos hasta Port en Bessin, pueblo pesquero famoso por sus vieiras “LabelRouge” con un puerto natural encajonado entre dos altos acantilados,

portcomo ya he comentado, toda esta parte de la costa es la del desembarco y seguimos hasta otro típico emplazamiento Longes Sur Mer  los enormes cañones alemanes de 152 mm en la costa, estaban diseñados para dar en el blanco a 20 km. Medio siglo más tarde estas mastodónticas piezas aún siguen en su sitio. Y como no las fotos de rigor

canon

A unos 18 Km de nuestro destino final del día Caen está  Ouistreham (tramo de estuario del río Orne) corre a su lado un canal paralelo.Está destinado a facilitar la navegación hasta el puerto de Caen, aunque actualmente es poco activo, Ouistreham significa  pueblo de las ostras.Te puedes comer unas ostras, saliendo de la ciudad en un sitio que se llama  “La Matre O Poissons” donde puedes  comprarlas o comerlas.

ouistreham
Caen fue una ciudad machacada por la guerra y totalmente reconstruida a pesar de ello cuenta con una  gran cantidad de monumentos históricos, Caen era la ciudad preferida de Guillermo el Conquistador que hizo construir un castillo y dos abadías: la Abbaye aux Hommes (la Abadías de los Hombres) y la Abbaye aux Dames (la abadía de las Damas),la verdad es que nos encontramos con una ciudad con mucho ambiente y con un casco antiguo de calles estrechas y empedradas. Si eres un apasionado de los hechos históricos puedes visitar el Memorial de Caen, dividido en dos grandes áreas (El mundo antes de 1945 y El mundo después de 1945), es un recorrido cronológico por la historia mundial desde el fin de la Gran Guerra hasta nuestros días.

caen3

caen

Dia 10: Caen – El Havre 170 Km
Primera parada del dia Deauville, Separados únicamente por un puente tienen personalidades muy diferenciadas. Deauville es más sofisticada, cara y Trouville es más sencilla y barata

trouville
Trouville es anterior a su hermana, se llenó de pintores y escritores y cuando se construyó el casino en Deauville esta empezó su desarrollo, la diseñadora Coco Chanel abrió tienda aquí en 1913 y muy pronto atrajo a a la jet-set que se refugiaba de la 1ª guerra mundial en sus residencias veraniega, es uno de los lugares de vacaciones de la clase media parisina, ,como Gandía para los madrileños, la playa con sus famosos paraguas probablemente los más fotografiados y que no se encuentra en ningún otro lugar! por su puesto yo también hice una buena serie de fotografías,

trouville2

curioso a lo largo de la playa, el famoso el boulevard de los famosos…trasteros a pie de playa con el nombre de actores de Hollywood, el American Film Festival tiene lugar cada mes de septiembre. Un festival internacional donde, a diferencia de el de Canes, las proyecciones son accesibles para todos.
Honfleur, con un precioso puerto, eso si abarrotado de gente en esta epoca del año,situado en la desembocadura del Sena es una reliquia de una época, desde donde los exploradores partían hacia el Nuevo Mundo, en busca de fortuna, a pesar de la gente es un pueblo para callejear por lu laberíntico entramado de calles adoquinadas llenas de flores y casas de madera y piedra

honfleur
La tradición pesquera de Honfleur tiene más de un milenio de antigüedad nos habían comentado que aquí las gambas son objeto de culto, alejándote un poco del puerto viejo en alguna taberna las preparan muy bien.

gambas

Siempre he tenido una debilidad por los puentes así  que para continuar nuestro camino hacia Le Havre cruzamos por el atirantado puente de Normandía, esta gran obra sobrevuela el estuario del río Sena y une la villa de Honfleur  con la de Le Havre, de Occidente a Oriente, de la Baja Normandía a la Alta. El tributo pagado para recorrer la longitud de 2143 metros que tiene el citado puente, 856 se encuentran entre los dos pilares, fue de 5,20 €.

puente-de-normandia

Le Havre, Antes de poner todas las citas y reseñas históricas  que vienen en las guías, decir que no sabria definir los sentimiento al ver esta ciudad,asombro, decepción, curiosidad,lo primero que nos pareció fue el estar en una ciudad de la órbita soviética,con su linealidad,viviendas muy iguales con predominio del hormigon, no pude evitar preguntar a los “Arquis” que opinaban de esta singular ciudad.

le-havre
Declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, En la guerra fue ocupada por los alemanes y bombardeada con saña por los aliados. Al acabar el 85% de Le Havre había sido destruida. Su reconstrucción, tuvo muchos detractores pero en el 2005 las Unesco declaró su centro urbano patrimonio Mundial; es la primera ciudad europea con este privilegio. Se  creó una novísima ciudad de hormigón reforzado que caracteriza su estilo: el clasicismo estructural. No hay que perderse  es la EgliseSt-Joseph de 107 m de altura, una magnífica iglesia con un magnífico empedrado y que se ilumina con la luz mortecina que filtran 12768 paneles de cristal de 50 colores.Un dia muy interesante donde para rematárlo nos hicimos una mariscada de lujo.

le-havre2

Dia 11: El Havre – Rouen 220 Km
Etretat, algunos dicen que es de las ciudades mas bonitas de Normandía, pequeña y entrañable con unos acantilados impresionantes, tallados poco a poco por el mar y en los cuales ha formado un arco y una aguja.
Aunque no os lo creáis había gente que subía hasta la cima del acantilado para contemplar las esplendidas vista, por supuesto nosotros no fuimos unos de esos, pero deben de ser impresionantes porque pintores como Monet lo consideraron como uno de sus paisajes favoritos, llegando a pintar más de 80 cuadros.

etretat

Siguiendo por la “Costa de Alabastro” llegamos  a Fecamp, las pasarelas de madera sobre el puerto, La iglesia abacial de la Sainte-Trinité y el palacio de los duques de Normandía junto El Palacio Benedictine cuna del licor que lleva su nombre  son unas de las visitas mas recomendables

frecamp

Antes de llegar al destino final del dia hicimos la Ruta de las Abadías normandas, que comienza en la propia Rouen y serpentea junto al Sena para llegar prácticamente al mar. Es una carretera que transcurre entre prados verdes llenos de vacas y pequeños pueblos, donde podemos visitar varias abadías. Las más conocidas son la Abadía de Sain Pierre de  Jumièges y la de Saint Georges de Boscherville.

        abadias1  abadias2

Rouen, una de las ciudades que más me ha gustado de Normandia, esta ciudad ha vivido una historia muy turbulenta desde que fue fundada por los romanos. Durante la Edad Media fue devastada por el fuego, asolada por la peste. Ocupada por los ingleses durante la Guerra de los Cien Años. En su plaza mayor fue acusada de herejía y quemada viva Juana de Arco. Arrasada durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo en los últimos sesenta años ha sido restaurada magníficamente. Víctor Hugo bautizó a Rouen con el sobrenombre de “la ciudad de los cien campanarios”, por la cantidad de Iglesias existentes. a parte de ver la ciudad tiene interesante sitios para ver, muy cerca unos de otros, todos concentrados en el casco antiguo, la Catedral de Notre-Dame de Rouen, construida hacia el 1200 en estilo gótico, es recomendable entrar (acceso gratuito),de unas dimensiones impresionantes como curiosidad alberga el “corazón” del famoso Rey Ricardo I, “Corazón de León.

rouen-1

Una ciudad para callejear,disfrutar de su   entramado de calles con casas de fachadas típicas de madera,con innumerables rincones llenos de detalles y con mucha vida.

rouen-2

de la plaza de la catedral por una de sus calles accedemos a una de las calles mas famosas y repleta de turistas, la rue du Gross Horloge.

rouen-6

El Gros Horloge (Gran Reloj) es un reloj astronómico del siglo XIV, El reloj fue montado en 1389 y electrificado en 1928,

rouen-5

Como colofón pudimos disfrutar del espectáculo “Cathedrale de Lumiere”  espectáculo de imagen y sonido en la fachada de la catedral, impresionante, un perfecto broche de oro para despedirnos de Normandia.

rouen-3

Los cofrades están impacientes por poder ver la clasificación de El Mentiroso, el año acabo con el hermano bibliotecario como brillante vencedor, este año las partidas presentan un aliciente adicional, como nos transformara el hermano iluminador después de la foto de rigor… todo un artista, pronto haré una retrospectiva con todas sus fotos.

mentiroso