Adentrándonos en el Blues (Nashville y Memphis)

Publicado: febrero 17, 2019 en Viajes

Tercera etapa Saint Louis-Nashville, pero en realidad la primera del principal motivo de nuestro viaje, la Ruta 61 conocida popularmente como The Blues Highway, etapa larga, de 495 Km. con cambio de estado incluido,circulando por varias interestatales, primero la I64, luego la I57 hasta coger finalmente la I24 que nos llevaría a  Nashville. Empezamos en Missouri y terminamos Tennessee, la cuna de la música country, si hay una ciudad en la que se siente el auténtico espíritu de esa música , esa es Nashville, repleta de locales de música en vivo y tiendas de botas al más puro estilo americano. Es más, Nashville da nombre a uno de los estilos más populares de la música country “sonido Nashville” y que se asemeja al pop de los 60.Cuando confeccionamos el trayecto al ser una etapa larga, estuvimos buscando algún sitio para comer a mitad de camino, siempre a la sombra de la “Blues Highway”,decidiéndonos finalmente por  Paducah, una ciudad a 280 Km de Saint Louis, en el estado de Kentucky, donde comimos con anécdota incluida (picadura a Lourdes).
Continuamos hacia Nashville, un recorrido por la América profunda, no había iconos que ver o pueblos con encanto como en las etapas de la ruta 66, era un trayecto por el corazón rural y agrícola , donde todo  se convierte en música a través del country, después de dejar nuestras cosas en el hotel (Best Western Downtown Music Row),nos adentramos en la ciudad, de unos 700.000 habitantes, también llamada ciudad de la música” con más de 120 locales de música en vivo, donde lo más importante se encuentra en el centro, cuando empezamos  a andar, lo primero que nos llamó la atención fue un edificio que sobresalía por encima de todos y de una forma muy peculiar el AT&T Buildig, conocido popularmente como el Edificio Batman.
Seguimos dirección Broadway Street, epicentro de la movida, en cuanto pusimos un pie en la calle nos quedamos sin palabras ¡¡que ambientazo!! fue el primer sitio donde realmente empecé sentir que había empezado la Blues Highway, una frase que pronuncié al entrar, nos acompaño durante todo el viaje ” Estoy en trance”.

Esta calle junto a la segunda Avenida es donde más locales te puedes encontrar, llamados honkytonk, un tipo de bar con acompañamiento musical típicos de esta zona de USA.Algunos muy famosos,como   Robert’s Western World, The Stage, Bourbon Street Blues,
 
Sin embargo, el honky tonk por excelencia, el auténtico y genuino, es el Ryman Auditorium en la 5th Avenue. Aquí,los bares están en funcionamiento desde primeras horas de la mañana, para los que somos amantes de la música, es un auténtico paraíso, grupos tocando desde muy temprano,esta calle también es el paraíso de las compras, tiendas de instrumentos, botas y sombreros, Ernest Tubb Records, abierta desde 1947, es la tienda de discos más famosa de Nashville en el 417 de Broadway.
Pero cuando realmente la ciudad se encuentra en su punto de ebullición es al caer el sol,cientos de locales y por supuesto miles de turistas como nosotros, casi todos con sus gorros y sus botas de cowboy correspondientes, atestan esta calle llena de vida,
Entramos en unos cuantos, uno de los más carismáticos,el Legend’s Corner, un local con mucho ambiente y con una decoración muy peculiar.
Otro local recomendado, el Wildhorse Soon un famoso e inmenso local lleno de “vaqueros” bailando al mas puro estilo del Oeste americano a ritmo de la música, todo un espectáculo, numerosos Karaokes donde típicos americanos con sombreros vaqueros.
Ya era de noche y seguíamos entrando en locales, todos ya con grupos tocando, imposible tomar cervezas en todos ellos, pero si hacer fotos para ayudarnos a recordar siempre este primer día de una aventura maravillosa “TheBlues Highway” avanzaba la noche y “no salía de mi trance”.
Camino al hotel,tomamos la última cerveza en uno de los innumerables “honkytonk” diciendole adios a esta asombrosa ciudad.
Cuarta etapa Nashville-Memphis de 337 Km. nos desviamos un poco, tomando la I65 para a una hora de camino llegar a Ethridge, donde se encuentra una de las pocas comunidades Amish de Tennessee, aproximadamente unas 250 familias de agricultores de los llamados Swartzentruber ,no tienen electricidad, teléfonos, ordenadores móviles, coches.
  
Empezamos a ver alguna señal de tráfico de precaución “circulación de buggis” ,adelantamos a algunos pequeños cochecitos negros tirados por un caballo conducidos por unos hombres con barba y un sobrero de paja y una camisa azul,que giraban rápidamente la cara cuando veían que querías hacerles una foto.Sus creencias religiosas, no les permiten ser fotografiadas o tener espejos,(creen que esa imagen les robaría su alma y no podrían subir al cielo).Entramos en una tienda de productos de segunda mano al lado de un centro de interpretación, donde entre otras cosas ofrecían excursiones en buggi.

Decidimos explorar por nuestra cuenta, adentrándonos por las caminos secundarios , nos cruzamos con numerosos buggis y Amish trabajando la tierra, llegamos a un mercado de productos cultivados por ellos, una especie de mercado de abastos donde había gente del pueblo comprando algún que otro producto.Aunque  no es recomendable pararte en las granjas a hacerles fotos, (¡Les molesta mucho!), circulamos despacio y pudimos disfrutar de algunas escenas cotidianas de este particular gente.Después de varias vueltas por los campos salimos tomamos la carretera 64 hasta coger la Interestatal 40,habíamos dejado la tierra del country y nos estábamos dirigiendo a los orígenes del Blues,Memphis, en el extremo suroccidental del estado de Tennessee y a la orilla del río Mississippi, la ciudad donde nacieron artistas como Aretha Franklin o Justin Timberlake y comenzaron sus carreras leyendas como Johnny Cash, Tina Turner, Jerry Lee Lewis, B. B. King y Elvis, con todo esto, no es de extrañar que esta, fuese la ciudad que hizo crecer al blues, que desarrolló el Soul y que vio nacer el rock and roll.
Llegamos a media tarde y buscamos el hotel, que a la postre resultó ser una especie de motel no muy alejado del centro. Dejamos las cosas y nos dirigimos al corazón de la ciudad Beale Street, el alma de Memphis.

Con sus casi tres kilómetros de longitud, se extiende desde el río Mississippi hasta East Streets donde se agolpan los clubs y restaurantes más representativos de la ciudad, los ordeno por orden de numeración, el Blues City Café en el 138 ,para oír buen Blues y tomarse una buena el King´s Palace Café,considerado una de las cunas del blues,en la misma calle en el numero 143 el mítico B.B.King Blues Club el bar de Jerry Lee Lewis en él 310, fundado por el mismo músico o él Coyote Ugly (el de la película) en él 326,hay unos 120 locales donde se puede disfrutar de música en vivo los 365 días del año, desde las 10 de la mañana hasta altas horas de madrugada.
Imaginaros mis emociones, si lo primero con lo que me encuentro antes de entrar en Beale Street es una avenida con el nombre B.B.King Blvd.Una vez en Beale Street, nos encontramos con una calle llena de locales y carteles luminosos, con cierto aire decadente y no con mucha gente, es verdad que a partir de los años 70 entró en una decadencia que que en cierta forma aun se nota,coincidimos con una impresionante concentración de motos,todo un espectáculo.A medida que pasaban las horas la calle se fué llenando,llegando a su momento más álgido bien adentrada la noche, coincidimos con una concentración de motos grandes, americanas la mayoría (pocas japonesas) decoradas e iluminadas, con sus equipos de música, todo un espectáculo, íbamos alternado con entrada a locales de música en directo, mucho Blues, cervezas, volví a entrar en “trance” me era muy difícil procesar todas las emociones.
Nosotros no estuvimos pues no hay tiempo para todo, pero para los mitómanos que quieran comprobar la evolución de la música pueden acercarse a Stax Records, Sun Studios, lugar donde empezó el Rey de Rock & Roll Elvis Presley. este famoso estudio fue también la plataforma de lanzamiento para grandes músicos como Elvis Presley, Johnny Cash y Jerry Lee Lewis, la foto en la puerta de la discográfica Sun Records.
No podíamos irnos de Memphis sin hacer un pequeño tributo a Elvis,aunque naciera en Tupelo a 155 Km, quizás por lo que más se conozca a Memphis sea por ser la ciudad de Elvis.Nos levantarnos pronto y nos fuimos a desayunar al restaurante Arcade, el más antiguo de Memphis (data de 1919, dirección 540 South Main Street) y donde Elvis iba a menudo a desayunar, plato típico, los tomates verdes fritos, en este restaurante vimos algunas de las escenas más genuinamente americanas del viaje, en una mesa tres americanos inmensos con sus correspondientes sombreros dando buena cuenta de un potente desayuno, en una especie de reservado tres inmensos policías (negros) recostados en sus sillas disfrutando de su desayuno, tanto me insistió Silvia con que quería una taza de café de las que ponían en el desayuno, que me acerque a una de las camareras y con mi peculiar inglés le expliqué que quería regalarle a mi wife una taza, “a present” ante el asombro mío y de mis compañeros de viaje la chica cogió una taza limpia y me la dio y simplemente me dijo “a present”.

Para terminar nuestro recorrido al mundo Elvis en Memphis continuamos 14 Km hasta llegar a Graceland, el hogar de Elvis Presley, ahora todo un templo museo para los numerosos seguidores y amantes del Rey del Rock, cada año, el 16 de agosto y durante la Elvis Week, cerca de 100.000 personas encienden velas por la noche y se dirigen hacía aquí, en total silencio y solo con la compañía de su música.
Con solo veinte años (al inicio de su popularidad) compró en 1957 esta mansión donde vivió hasta su muerte en 1977,la segunda casa más visitada de Estados Unidos tras la Casa Blanca abren a las 9:00,la entrada más barata para entrar en el museo 40 dólares, nos acercamos a la puerta miramos por las rejas hicimos ademan de entrar pero un guardia nos dijo que nada de fotos, dimos una pequeña vuelta, cruzamos al otro lado de la carretera para ver los dos aviones de diseño personalizados, que fueron utilizados por “el Rey”, el Lisa Marie” y el “Hound Dog II“.Podría seguir escribiendo,sobre este viaje que me trae tan buenos recuerdos,pero dejo para el siguiente post,las dos etapas que faltan,Memphis-Vicksburg-Nueva Orleans.

No puede estar más igualado el mentiroso este año, siete partidas siete ganadores, esperemos que el próximo jueves gane el hermano candelario.

 

comentarios
  1. prince dice:

    In-pesionante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s