Ruta 66 de camino a The Blues Highway

Publicado: enero 27, 2019 en Viajes

Tenía ganas de empezar a escribir sobre mi viaje de este verano, un viaje especial, pues ha reunido junto a mi pasión por viajar dos de mis grandes aficiones, la música y la fotografía.
Para cualquier persona con estas pasiones, este es un Road Trip que recomiendo, un viaje a las raíces, al pasado, a la historia de la música y por supuesto a la América más profunda, de los que te dejan huella, al final estos viajes se amortizan, tres viajes en uno solemos decir Silvia y yo, “El antes”, los preparativos, leer mucho y recopilación de mucha información, precios, experiencias, hoteles…” El durante” la confirmación del antes, que en muchos casos y especialmente en este superan las expectativas, estados de trance y experiencias difíciles de explicar,” El después” quizás el más largo, en algunos casos puede durar toda una vida, referencias constantes al viaje, comentar las  anécdotas, en mi caso la elaboración del correspondiente Foto libro, que a pesar de las innumerables fotos, es imposible mostrar la realidad de lo vivido, para esto tiene uno que hacer el viaje.
Ha sido este un viaje con grandes números, seis estados, Illinois; Missouri; Kentucky; Tennessee; Mississippi; Louisiana, cuatro grandes ciudades, New York, Chicago, San Luis, New Orleans, dos etapas de la emblemática Ruta 66: Chicago-Springfield y Springfield-Saint Louis y la Ruta 61 (el principal motivo de nuestro viaje) conocida popularmente como The Blues Highway  2400 Km en coche, con finales de etapa en Nashville, Memphis, Vicksburg, New Orleans. 2385 fotos con la Canon 7D mas las de la compacta Powershot G7X de Silvia y por supuesto las de los móviles para ir informando durante el viaje y con todo este material, los correspondientes foto libros. Con esta pequeña carta de presentación, empiezo la narración de este inolvidable viaje.
Después de unos días en New York ,para que la conocieran Lourdes y Miguel, nuestros compañeros de viaje,(por cierto nuestra ciudad fetiche) volamos a Chicago, lugar de partida de nuestro Road trip. Un Hyundai Santa Fe que habíamos contratado en Rentalcars por medio de una recomendación de otro gran viajero, Paquito (el hijo del Tío Paco) nos acompañó durante todo el viaje.
Este post narra las dos etapas que hicimos de la Ruta 66 y que mejor manera de empezar que con una foto debajo del cartel  Route 66 BEGUIN, se encuentra en muy cerca de Mileniun Park más o menos a la altura del Museo de Arte Moderno..

Nuestra primera etapa de 325 Km tenía como destino Springfield, una etapa llena de iconos de la mítica Ruta 66, nuestra primera parada, Joliet ,aquí empezamos a respirar por primera vez el genuino ambiente de la ruta, entrar en un típico “Diner” y pedir un café, que nos iría rellenando una camarera hispana mientras repasábamos nuestras notas de viaje,siguiendolas,nos adentramos en la ciudad para ver su Rialto Theater (1926),un impresionante teatro de diseño Europeo.

Siguiendo la ruta en Wilmington al pie de la carretera nos encontramos con el famoso Gemini Giant, más adelante veriamos alguno más, en Atlanta el Tall Paul,estos gigantes creados como reclamos publicitarios están repartidos a lo largo de la carretera.
  +
En  Braidwood, réplicas de Elvis,Betty Boop,The Blues Brothers,Superman.
 
Otros iconos de la ruta son las gasolineras,las hay lógicamente por todo el camino y merece la pena parar aunque ni siquiera necesites repostar solo para comprobar si son como las de las películas,no hay dos iguales y que suelen estar regentadas por personas de lo más peculiar, en Dwight y Odell nos encontramos dos históricas,la Ambler Becker Texaco y la Standar Oil CO abierta en 1932,hoy auténticos museos.

 
Seguimos disfrutando de pueblos pequeños hasta llegar a Pontiac, otra de las paradas previstas, típica ciudad americana donde los más destacado es su museo de motivos de la ruta, ubicado en un antiguo parque de bomberos, sus murales, a quien les guste, hay veinticinco grandes murales que representan diversos acontecimientos relacionados con la ciudad y con la Ruta 66, aquí nos hicimos la típica foto que sacan miles de turistas.
.

Tomamos la histórica carretera de la ruta 66 paralela a la Interestatal 55 atravesando una de las regiones americanas más vinculadas a la agricultura, extensiones casi infinitas de maizales y soja, hasta llegar a Springfield,” La ciudad de Lincoln”, estatuas y memoriales de Lincoln y su impresionante capitolio.
De los cincuenta estados que componen Estados Unidos, treinta y cinco tienen una ciudad que recibe el nombre de Springfield, la de Los Simpson se dice está en Oregón.
  
A pesar de ser la capital del Estado de Illinois, no sé si porque ya llegamos a media tarde  y era domingo , pero nos encontramos con una ciudad semidesierta, no muy lejos del capitolio, estuvimos parados un buen rato por el paso de un tren kilométrico de mercancías y pasajeros,
vimos una escena que habíamos visto en innumerables películas, un revisor ayudando a un pasajero con un taburete para que bajara del vagón.

Al día siguiente nos levantamos temprano dimos un paseo por la ciudad, Park Central Square (Plaza Central Square), donde dicen que tuvo lugar el duelo a muerte entre Wild Bill Hickock y Davis Tutt en 1865,la Tumba de Lincon, y por supuesto el impresionante  Capitolio de Springfield.

Segunda etapa de 150 Km tenía como destino Saint Luis ,nuestra primera parada fue  en un local recomendado en todas las guías,desayunar en el JungleJim’sCafe un  clásico,las raciones son súper grandes,las camareras son muy agradables y el sitio está completamente decorado con motivos de la ruta: fotos, banderas…
  
Habíamos quedado a comer con Juan Ignacio y Michelle los primos de Silvia que viven en Sant Louis, por lo que tuvimos que dejar de ver algunos de los sitios planificados para el este día,así que nos dirigimos hacia uno de los  lugares más emblemáticos de la Ruta 66, ,un antiguo puente , ahora peatonal que comunica Illinois con Missouri, el Chain of Rocks. a unos 25 Km aproximadamente de Sant Luis, sin embargo, después de estar un buen rato dando vueltas intentando entender dónde quería llevarnos el GPS, desistimos muy a nuestro pesar y nos fuimos directamente  a Sant Louis, una de las sorpresas del viaje, quedamos con nuestros anfitriones a comer en Forest Park, el parque más grande de San Luis, donde nos comentaron  que solían asistir a muchos conciertos y actos culturales.
Tengo que reconocer que recorrer la ciudad con Juan Ignacio y Michelle ,le dio un valor añadido a nuestra visita, paseamos por  Central West End, un barrio al noreste del Forest Park, con calles llenas de cafés, restaurantes, (cenamos en un curioso mexicano), la elaborada arquitectura sus mansiones y sus tiendas , le daban cierto aire Europeo a la ciudad, no en vano tuvo una gran influencia francesa y en otra época ,española.
Sin salir de este barrio, pasamos por su famoso club de Ajedrez, fundado en 2007,
  
En el mismo barrio La  Catedral, una iglesia católica todo un hito en la ciudad de San Luis,  nos perdimos su interior, de estilo bizantino con una de las colecciones de arte en mosaico más grandes del mundo, cerraban a las cinco.

Tanto nos habló Juan Ignacio de ella que pongo una foto del interior de la basílica,catedral sacada de la red,para que os podáis hacer una idea de lo espectacular de su interior

Después de cenar,Juan Ignacio, nos tenía preparada una sorpresa, disfrutar de un impresionante espectáculo de luz y sonido en el Jardín Botánico , abierto en 1859,entre otras curiosidades, una cúpula geodésica que alberga una impresionante selva tropical, y el Jardín Japonés, uno de los más grandes de su clase en EE.UU. en la fachada de  la casa de campo de Shaw de estilo Victoriana. había una proyección de imágenes del mismo estilo a la que vimos el año pasado en Ruan (Francia).

Pero lo que más me impactó fue el  Gateway Arch, símbolo de la ciudad, un colosal arco ,una estructura de hormigón forrada de acero inoxidable de 200m de altura, que no pudimos ver en toda su magnitud, pues tuvimos una mañana lluviosa, que nos impidió disfrutar de sus espectaculares vistas, (la entrada cuesta 10 dólares) es de los monumentos más altos construidos en Estados Unidos. Debido a lo estrecho que es, tienes que subir en una mini cápsula con 5 asientos, no aptos para personas con problemas de claustrofóbia.
  
Finalmente cogimos nuestro  coche para dirigirnos a Nashville primera etapa de la  The Blues Highway pero eso lo contaré en el próximo post.
El “Mentiroso” no podría haber empezado de manera mas igualada

comentarios
  1. prince dice:

    Eres un crack

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s