Los Hipocorísticos

Publicado: julio 19, 2010 en La cena de los jueves

La cena del  jueves pasado dio mucho de sí,divertiva y con bastantes anécdotas, no me voy a extender  en los temas tratados, de hecho el hermano cronista, en su  ya habitual crónica de los viernes ,hace un buen repaso, aunque hubo más, la final del mundial por supuesto, Lorenzo (haciendo amigos)algunas palabras identificadoras de las relaciones  personales del hermano amanuense y por supuesto tenis, efectivamente tres fueron los temas principales, pero resuimiendo,el pan del hermano panadero, los móviles (y el saldo )del hermano lingüista y el tercer tema,los hipocorísticos, que es de lo que va a tratar el post de hoy.

Voy a empezar por mi mismo, para eso soy el blogmaster.Sento, aunque muchos me hayan conocido con este nombre, no siempre me he han llamado así, de hecho este hipocorístico, me lo pusieron los amigos una tarde en un bar cercano al Corte Ingles de Pintor Sorolla, era la época de la Laboral, Pepe y Nemesio me habían invitado a salir con unos amigos suyos, que resultaron ser los hermanos lingüista, iluminador, zapatero y cia.de esto ya hace unos años, 1973. Cuento esto, para de alguna manera aclarar a algún lector el baile de nombres que suele haber en las partidas de “mentiroso”.

“La palabra hipocorístico, designa científicamente toda variante afectiva o figurada de un nombre. La voz procede del griego hypokoristikos  “acariciador”.

El hipocorístico consiste a menudo en un simple diminutivo: Juanito por Juan, Luisete por Luis, etc.En otras ocasiones, mas sustantivas, es un recorte del nombre, Agus por Agustin, Rafa por Rafael, Reme por Remedios.Gavi por Gabriela.

Mas frecuentemente se aprecian ya divergencias con respecto al nombre original, como puede ser mi caso, Sento por Vicente,Voro por Salvador,Nacho por Ignacio,Paco por Francisco,Merche por Mercedes,Pepe por Jose,en algunos casos el grado de evolución es tal que resulta difícil emparentar la forma hipocorística con el nombre original,como para relacionar Wilow (nuestro hermano panadero) con Luis,Prince con Quique,Gambo(hermano cazador)con Javier.

Si a algún lector le apetece,puede intentar rastrear en la red el origen de su nombre hasta llegar al hipocorístico,un ejemplo: Francisco,que fundido con el antiguo nombre ibero Pacciaecus,da Pacheco.Por otro lado Phranciscus pasa Phacus y Pacus,de donde sale el conocido Paco.

Haciendo un poco de historia del hipocorístico de mi nombre original Vicente,en latín “vencedor”,tiene varias variantes,Viçent,Çento y finamente Sento,todas ellas ligadas al idioma valenciano.

Esta semana pongo dos canciones, una en relación a unos comentarios durante la cena y la otra referente a mi hipocorístico.

http://www.goear.com/files/external.swf?file=a737b86
http://www.goear.com/files/external.swf?file=236769a

Anuncios
comentarios
  1. prince dice:

    Anonadado me has.
    Los hipondriacos: mucho podriamos escribir sobre este término, ligado a las cenas de los jueves, desde las más variadas afecciones bucodentales hasta las más extrañas “desgaste-patias” de músculos y huesos…y no hablemos de la vista. Son más corrientes los comentarios del tipo: he visitado al médico tal…que he ido al cine a ver la pelicula pascual.
    Que conste que escribo ´´estas líneas sin demasiado sentido, a ver si alguien se coje al “carro” de comentar algo al articulito de marras, porque vaya tela, chaval, total para disimular más si cabe, lo de la confusión de los nombres ganadores del mentiroso.
    Tamañana

  2. Manolo Sebastián dice:

    Me permito trasladar este comentario de la semana pasada de nuestro querido hermano picapedrero, que por ser el último, no ha sido suficientemente valorado o visualizado. ¡¡¡Me parece genial!!!.

    ” El jueves vimos la clara diferencia entre que te saquen la sangre o que te la chupen. Mayoritariamente preferiamos el segundo método. Yo, por si acaso ya tengo otro móvil, así seguro que siempre “estoy” dispuesto….a donar mi sabia con el segundo sistema….los vampiros están de moda.”
    Besitos.
    Me voy a la olla que no a la ………… hasta la semana que viene.

  3. prince dice:

    ¿Picapedero? ¿Tu que eres? ¿El destripaterrones que recoje la tierra para que luego hagan su trabajo los alfareros? Habrase visto!!! Serás faltón!!!!
    Gracias de todos modos por hacerte “idem” mi último comentario al anterior post.
    ¿Que es eso de hasta la semana que viene? ¿te vas a la polla de Buñol?

  4. mmr dice:

    Mi admirado Prince, acaso quisiste escribir “hipocondríacos” en lugar de “hipondriacos” o es quizás una jugarreta del blogger.
    Con todos mis respetos.

  5. prince dice:

    Ya ves, a veces me como las palabras, hipondriacos, picapedero, en fin, me teneis a dieta y es lo que hay, me como hasta las palabras. O, es que tengo tantas ganas de decir cosas, que mi mente va mucho más rápida que mis dedos. Tendré que practicar, al igual que el hermano linguista, a ver si cojo agilidad.

  6. elboss dice:

    Yo si que estoy perplejo, hermanos. Casi bloqueado, de hecho. Amenacé con escribir tras la estela del hermano cronista pero, francamente, no se en que dirección y me explico. Hace unas semanas mis impulsos cazadores eran motivo de chanza -casi escarnio- o, en todo caso, movian al jolgorio de la congregación. Poco a poco, sin embargo, los acerados dardos que el cronista lanzaba contra mi se tornan elegantes comentarios, apenas agridulces. ¿Será tan universalmente cierto aquello de que “el cambio es la esencia de la vida… y su esperanza” que hasta el hermano prince cambia sus formas ásperas por otras más moderadas y, por tanto, más eficaces para comunicar? ¿Deberia yo favorecer este cambio, potenciado su profundidad analítica, o buscar el antiguo verbo viperino que me inmolaba en la plaza pública? Es más, ¿no merece la pena sufrir una hipocoristica “tendi” en la mano a cambio de disfrutar del amor de una leona y de la calidad comunicativa del cronista? Que se yo!

  7. prince dice:

    Pues vete pensando que actitud vas a tener esta noche. de ello depende el tipo de comentario de la crónica del viernes, jeje. Querido hermano linguista, sabes que, hagas lo que hagas, te tendré presente en mis oraciones. Siempre has formado parte de mi religión, de mi mitología, eres mi héroe ancestral. Ale ya está bien de enjabonar. Tio, haz lo que te de la gana y te apetezca, faltaria más, a la vejez, que tuvieras que actuar según los designios de la moda marcada por el totem del verbalismo radical y soez, OTIÁ, si no es viernes. Si es que me provocas, no se como lo haces, pero me provocas. Tu labia hace reaccionar mi dicción ¿o será al revés? jajajajajajajaja.
    Taluego, chavalote. Asi que ¿el amor de una leona, eh? Podria ser peor

  8. elboss dice:

    Y por el amor a mi cachorro no acudiré esta noche pero, joder, como os echo de menos!

  9. prince dice:

    Minicrónica de un viernes de julio o crónica venida a menos.
    Auspiciada por las notables ausencias del hermano “amasafango” y su primo “el docente”, del hermano linguista y su parafernalia hertziana y del padre prior y su inacabada verborrea cinegética, la cena de ayer fué parca en hechos reseñables. Nada de mensajitos ni rugidos al viento al inicio, al cuarto, a la mitad, a los tres cuartos y al final de la cena. El hermano panadero vino sin materia prima, no sabemos si por el mosqueo que pilló la semana pasada y, hasta le gustó el pan de ayer (hay que ver lo que hace el “inconsciente”, jajajaja). El hermano blogger no dió señales de recuperación y no volvió a dar la sorpresa, ganando al mentiroso.
    En fin, hermanos en Christo, lo único reseñable, la presencia de la nueva camarera, de nombre Sara que, tras plantarse libreta en mano a ver qué les apetecía cenar a los caballeros de la mesa 3, el hermano micólogo que entró al trapo y empezó dictándole manjares imposibles para el establecimiento, hasta que la susodicha se dió cuenta de la broma y el restaurador le dijo que a la mesa 3, se le pone lo que hay y punto y, si es sobrado, mejor. Encima, se le olvidó sacar los cuchillos y tuvimos que comer “tipo sabana”, con las manos (echábamos de menos al león). SE acostumbrará, la pobre, a la mesa 3 de los jueves. Menos mal que no estaba el hermano prior y la asustó de por vida, entonces si que ya no habria remedio.
    Entre unas cosas y otras, decidimos cambiar de aires el jueves que viene. Nos vamos a la aduana del puerto que, según don manué, se come de que te cagas.
    to be continued

  10. Sento dice:

    Pues para lo poco que acontecio ayer noche,le ha sacado usted mucho provecho hermano cronista.
    Salud y la proxima en la Aduana

  11. mmr dice:

    Amasafango: ¡¡¡Huy lo que te ha dicho!!!
    Muy buena crónica para tan descafeinada cena, hermano diseñador.
    Saludos cordiales.

  12. pepe dice:

    Magnífica la reseña como siempre y es que, a veces, lo de menos es la historia si está bien contada.
    Me imagino al micólogo y me parto yo solo, muy bueno lo de la comanda.

  13. Manuel Sebastián dice:

    ¡¡¡¡Pero que sensible que es la gente, coño!!!!

  14. prince dice:

    Y que insensibles, otros, jajajajajajajajajaja

  15. Manolo Sebastián dice:

    Lo de que “se come que te cagas” me da mala espina,¿tal vez diarrea?,si es así, pues casi que no.

  16. prince dice:

    Ha venido gracioso el de Tomelloso ¿has visto, acaso, alguna comedia costumbrista? jajajajajajajajajajajaja

  17. Antoniete dice:

    ahora que tengo oportunidad, matizo:
    Paco: Se dice que viene de San Francisco de Asís, PAter COmunitatis
    Pepe: de San José, Pater Putatibus (¿esto esta bien dicho?) Y que se abreviaba como PP
    Sento, Felo, Nelo, Ximo… Son derivaciones del Valenciano/Catalán de los finales de los nombres con una “O” añadida. Me explico:
    Vicent: el final es “Sent” más una “O”: Sento
    Rafael: Rafel, el final “Fel” más una “O” Felo
    Nelo: Manel, el final “Nel” más una “O” Nel·lo
    Y ahora el más curioso: Joaquín: En Valenciano/Catalán es Xoxim (si, si, Xoxim) El final es “Xim” más una “O” : Ximo.
    Otros, como Curro o Sito vienen de los sufijos que se le añaden al nombre: Franciscurro o Alfonsito

    Creo recordar que Jesús Marchamalo tenía un artículo sobre el tema, si lo encuetro os lo paso, que es bastante curioso.

    Añado que si el Hermano Lingüista ha encontrado algún fallo garrafal en todo esto, sepa disculparme e incluso corregirme, que será un peldaño más en el duro camino de alcanzar la excelencia de mis hermanos mayores.

    Salud y garrafón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s